Domingo 17 de Diciembre del 2017

Actualidad

Dictadura y memoria: un plan sistemático para concentrar la economía

17 | marzo | 2017

La Dictadura cívico- militar -eclesial, que gobernó nuestro país entre 1976 y 1983, tuvo entre sus principales objetivos un reordenamiento social de manera de consolidar el sistema de dominación de las clases hegemónicas en nuestro país.

Flyers-Memoria-Twitter-03

Para esto, llevó adelante una reforma el sistema económico mediante de un plan profundamente anti popular que promovió la desocupación, la baja de salarios, pérdida de derechos laborales, y la caída del consumo en consecuencia.

Para ello se necesitó vencer la resistencia de los trabajadores, implementó un plan sistemático  de desaparición forzada de personas, el asesinato de referentes sociales, sindicales y opositores políticos, y la eliminación de todas las garantías constitucionales que protegen las libertades individuales y colectivas. Se instauró el miedo como método de control social.

El encargado de implementar el modelo económico de fuerte corte neoliberal, acordado con los Centros financieros de Estados Unidos y Europa, fue José Alfredo Martínez de Hoz, Ministro de Economía del dictador Rafael Videla.

El 2 de abril de 1976, Martínez de Hoz dio su primer discurso. Durante dos horas anunció a los argentinos los objetivos de la dictadura y les demandando un esfuerzo colectivo. Las políticas pretendían un fuerte ajuste económico, profundamente recesivo.

Las primeras medidas fueron congelar los sueldos de los trabajadores. Por estas decisiones del gobierno y por la inflación, el ingreso de los trabajadores cayó 40 %. Se eliminaron  los controles sobre precios de los productos básicos de consumo masivo y se promovieron las importaciones de manera de destruir la industria nacional.

El déficit de las cuentas públicas, producto de la caída de ingresos del Estado y  la liberación de la economía, llevó pedir créditos a organismos internacionales: La Argentina se endeudó con el Fondo Monetario Internacional. Para solventar estos empréstitos, se privatizaron empresas públicas. El slogan para los primeros meses fue: “achicar el Estado es agrandar la Nación”.

Muchas de las medidas económicas adoptadas en la dictadura, fueron la antesala del ajuste económico implentado en los noventa -conducido por el entonces Presidente Carlos Menem, su sucesor Fernando De La Rua y el Ministro de Economía Domingo Cavallo-, que profundizó el traspaso de recursos hacia los sectores más concentrados de la economía que llevaron al país a niveles nunca antes vistos de desocupación, hambre y pobreza.

Escuchá el especial: