Martes 28 de Septiembre del 2021

Cultura

Consuman todo el heavy metal

5 | diciembre | 2016

15267586_998121033665125_6922301487471045954_n

Enlace metálico es un programa que refleja la cultura heavy metal. Desde su concepción no es un programa meramente musical sino que apunta a dar espacio para otras manifestaciones culturales. A partir de esta premisa fundamental, es que el evento de cierre de un fructífero 2016 es un ciclo de cine.

El contenido de los dos documentales sigue la misma línea y acompaña el objetivo de Enlace. Por un lado, Sucio y Desprolijo es quizás el mejor reflejo del desarrollo del metal pesado argentino.  Un raconto histórico contado por sus protagonistas, tanto los que están y estuvieron arriba, atrás y abajo del escenario con una calidez que apela a la emoción de todo aquel que forme parte de esta cultura. Sin dudas, pasó a formar una parte esencial para poder se un metalero de ley: tanto como haber hecho pogo con “Destrucción” o haber cantado “somos los grasas, pero conchetos…”.

El metal argentino a lo largo de sus casi 40 años de historia, si tomamos como fecha de nacimiento aquel mítico recital que Pappo denominó “Adios Pappo’s Blues, bienvenido Riff”, se fue constituyendo gracias a personalidades que lo hicieron grande. Sin querer ya nombramos a uno. Un prócer del metal. Como pocos. Como Alberto Zamarbide.

El Beto Zamarbide desde que en 1982 soportó desde el escenario de BA Rock 82 junto a sus compañeros de V8 la ira y la indiferencia del público que aplaudía a Piero, Lito Nebbia y Lerner se transformó en una personalidad ineludible para el heavy metal nacional. “Nos enseñó a todos a cantar heavy metal” es una frase que se escucha en Relámpago en la Oscuridad, el documental dedicado a su vida.

Todos los que conformamos Enlace Metálico estamos felices de poder llevar esta empresa adelante. Celebramos que desde una universidad pública exista este espacio dedicado al heavy metal, una cultura con muy poco lugar  en los grandes medios de comunicación, todo lo contrario a lo que vemos en las remeras de  los miles de estudiantes de ingeniería que nos cruzamos todos los días en los pasillos de la Utn. ¿Te parece exagerado hablar de muchos futuros ingenieros metaleros? Te esperamos el 6  y  7 de diciembre en la UTN Avellaneda (Ramón Franco 5050, Villa Domínico) y nos vas a dar la razón.