Miércoles 06 de Julio del 2022

Deportes

Como dicen los libros: Relato de un utilero

7 | marzo | 2016

Fontanarrosa+Luna

El gran Roberto Fontanarrosa volvió a la sección “Como dicen los libros” de Gambeta Stereo, esta vez a través de su “Relato de un utilero”, en el cual el empleado de un club (nunca se revela cuál) cuenta la historia de Dardo Garrido, un jugador paraguayo que con su llegada al equipo lo lleva a pelear el campeonato aun manteniendo un promedio dedescenso.

Más allá de los condimentos que acompañan la narración, es interesante detenerse en un momento clave de la misma: la final, un partido que si el equipo lo gana levanta el título, pero si lo pierde baja a la B Nacional. Esta situación tan poco común en realidad ocurrió en el fútbol argentino –a causa, como explica el Negro, del sistema de promedios- y no es necesario hacer un gran esfuerzo para recordar el caso: en la última fecha del Torneo Clausura 2012, en el mismo partido, Tigre definía su permanencia en Primera División y también luchaba por el campeonato.

El equipo en ese entonces dirigido por Rodolfo Arruabarrena pagaba las consecuencias de un pésimo Apertura 2009 en el que sólo había cosechado 8 puntos. A pesar de su buen plantel, parecía imposible lograr extraordinaria campaña que necesitaba para salvarse. Recién en la anteúltima fecha del torneo, acumulando 10 victorias, 5 empates y 3 derrotas, lograría sortear el descenso directo ganándole 1 a 0 a Vélez Sarsfield y quedaría puntero junto con Arsenal. Dependía entonces del mismo resultado si debía jugar la promoción o si alzaba el título. El resultado final no sería una cosa ni la otra.

Ese último encuentro, el Matador se midió con Independiente de local. El empate 2 a 2 le sirvió para evitar la promoción (ya que San Lorenzo le ganó a San Martín de San Juan, quetambién definía su suerte) pero la victoria de Arsenal por 1 a 0 a Belgrano le otorgó el título a los de Sarandí.

Aquella campaña de Tigre tiene otra similitud con el cuento: ese héroe que destacándose cada semana conduce al equipo a la salvación y una eventual consagración, Dardo Garrido, se ve en este caso reflejado en un delantero que ya es ídolo en Victoria: el Chino Carlos Luna. Con 12 goles en los 19 partidos, finaliza siendo el máximo artillero del torneo y su nivel genera interés en River. Por ese motivo los hinchas matadores recordarán aquel Clausura 2012 como una gran hazaña, en la que atravesaron a su vez una situación inimaginable. Y a Luna como ese jugador milagroso que describe Fontanarrosa.

Escucha la sección completa: